Momios, upelientos y mucho más: un diccionario de la política chilena

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Francisco Díaz, investigador de CIEPLAN, Patricio Navia, columnista político, y Alfredo Joignant, cientista político, lanzan este diccionario que pretende «transparentar» el lenguaje a veces oscuro e irónico de la política chilena.

En el ensayo “La política y el idioma inglés” (1946), George Orwell aseguraba que “el lenguaje político es construido para lograr que las mentiras parezcan verdaderas y el asesinato respetable, y para dar una apariencia de solidez al mero viento”.

Más de 60 años después, en el Diccionario de la Política Chilena (Sudamericana, 2011) los autores se hacen cargo de este legado que acompaña al lenguaje político. “En esta política tan vilipendiada predomina el estigma hacia una actividad que es calificada por moros y cristianos como retórica intranscendente, a mitad de camino entre la palabrería y la charlatanería”, afirman en el Prólogo los cientistas políticos Francisco Díaz, Patricio Navia y Alfredo Joignant.

En más de 250 páginas, repasan de la “A” hasta la “Z” el vocabulario e imaginario lingüístico de la clase política chilena. A ratos con expresiones y explicaciones sarcásticas, irónicas y humorísticas, esta recopilación también se adentra seriamente en el lenguaje técnico que ha entrado con fuerza en el idioma político chileno en las últimas décadas. Además, pretende arrojar luz a extranjeros y generaciones jóvenes sobre significados lingüísticos chilenos que muchas veces sólo lo entienden los propios chilenos, como “el dedo de Lagos”, por ejemplo.

Menos “grave” que George Orwell, el Diccionario de la Política Chilena parece hacerse suyo una frase de Wilhelm von Humboldt, un connotado lingüista alemán del siglo 18 y 19: “El lenguaje hace un uso infinito de medios finitos”.

El libro se lanzó oficialmente el jueves 29 de Septiembre en el Centro Gabriela Mistral con las presentaciones del ex Ministro de Hacienda Andrés Velasco y del ex candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami.


Extractos del diccionario

Whiskizquierda: «Refiere al grupo de dirigentes políticos, así como a sus elites sociales que, por cuna, redes o relaciones adoptaron un estilo privado de vida que los distancia de los gustos populares».

Luna de miel: «Extraña situación de enamoramiento entre un nuevo presidente y los electores, incluso con aquellos que no votaron por él. La mitología popular dice que esta situación de encanto recíproco, en la que se le perdona más o menos todo al nuevo gobernante, dura tres meses».

Cueca de Lagos Weber: «Singular ejecución del baile nacional, realizada por el entonces vocero de gobierno Ricardo Lagos Weber en la inauguración oficial de las fondas para las fiestas patrias de 2007 (…) Algunos creen que la popularidad de la cueca de Lagos Weber se debió a la total falta de técnica y al estilo ofensivamente libre con que el vocero interpretó el tradicional baile chileno. Desde un «tiene menos ritmo que una gotera», hasta los menos pintorescos «así bailan los comunistas», el baile de Lagos Weber sigue siendo un éxito en YouTube».

ADN: «De inclusión muy reciente en la política chilena, la palabra ADN es incluida en frases del tipo «Evelyn Matthei no posee el ADN de la UDI» o peor aún «no está en el ADN de la UDI», las que fueron pronunciadas por dirigentes gremialistas a propósito de la incorporación de esta ex senadora en el segundo gabinete del Presidente Piñera. Antes de que la palabra fuese siquiera inventada por la ciencia, se utilizaba en la política chilena el adjetivo de histórico (…) El uso del término supone que la gente nace, crece y muere con la misma ideología, y que cambiar de visión política supone, más que una traición, una peligrosa mutación».

Bono: «Nombre artístico de quien es el líder de la banda musical irlandesa U2 y reconocido activista político cuya identidad real es Paul David Hewson. También un título de deuda emitido por alguna repartición pública que, utilizado en política social, implica una transferencia sin intermediarios (…) Existen de distinta especie: bono marzo, bono invierno, bono septiembre, bono Navidad, bono vacaciones…».

Cacerolazo: «Golpeteo de mayor o menor intermitencia y mayor o menor sentido rítmico, que se produce al golpear entre sí cacerolas, ollas, sartenes, cucharones y otros adminículos metálicos de cocina que permitan emitir ruido, que se utiliza políticamente como forma de protesta contra la autoridad».

Deuda histórica: «Crédito reclamado por algún grupo social, el que pasado el año y más allá de la base jurídica del reclamo, pasa a ser histórico».

Letra chica: «Se origina en la oposición al gobierno y alude a un sinnúmero de «peros» y varios «sin embargo» que suelen acompañar la agenda social de la administración piñerista, desde el posnatal (pero sólo para los quintiles más pobres y no para todas las mujeres) hasta la eliminación del siete por ciento de contribución para la salud de los jubilados medios (aunque no para todos) y más pobres, sin contar los bonos, pero también algunas reformas como el royalty minero, y así sucesivamente».

Martes de Merino:”Expresión que hace referencia a las improvisadas conferencias de prensa que daba el ex miembro de la Junta Militar cada martes por la tarde, luego de sesionar las comisiones legislativas en el edificio Diego Portales (…) Desde entonces, cada vez que un político realiza declaraciones divertidamente erróneas o claramente irónicas, se dice: ¿Volvieron los martes de Merino?

Nueva forma de gobernar: «Eslogan del gobierno de Sebastián Piñera que invoca un nuevo estilo de ejercer la conducción del Poder Ejecutivo, caracterizado por la eficiencia en la gestión, la autoridad todo terreno, las metas ambiciosas y una cierta orientación despolitizada que prescinde, por ejemplo, de prácticas como el cuoteo».

Reguleque: «Palabra con un dejo de ordinaria que fue pronunciada en un fatal día del mes de enero de 2011 por Ximena Ossandón, en aquel entonces, vicepresidenta de la Junji (…) Si bien el término resulta chocante para caracterizar el monto del salario propio, este se transformó en un escándalo al ponerlo en la línea de varios despropósitos previos por parte de la señora Ossandón».

Fuente: Cieplan

SALA DE PRENSA

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR