Michel Jorratt y la reforma tributaria: «Son pequeños ajustes, algunos en la dirección correcta, pero falta derogar muchas exenciones»

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Según el experto que participó en la propuesta Cep-Cieplan, si se eliminarán todas las exenciones el fisco podría recaudar 1,5 puntos del PIB.

Como una propuesta con «algunas medidas que van en el camino correcto, pero que está sobreestimada en términos de recaudación», califica el proyecto de reforma tributaria que se tramita en el Congreso el académico de la Universidad de Chile Michel Jorratt.

Y es que el experto que participó en la elaboración de la propuesta Cep-Cieplan va más allá que el gobierno en la eliminación exenciones. De hecho, plantea la ampliación del IVA a actividades que hoy no lo pagan, como transporte, salud, educación y el sector inmobiliario, entre otras, y propone pasar a una tributación a la renta sobre base devengada.

-¿La evasión muestra una baja en los últimos tres años, pero cómo están los niveles históricos?

-Hay un retroceso que es normal después del incremento gatillado por la recesión económica de 2009, cuando la tasa de evasión llegó a 18%. Sin embargo, tomando la base antigua para hacerla comparable, hoy estamos en torno a un 14% y, por lo tanto, falta bastante para llegar al 8% que registró el 2007.

– Los gastos tributarios contabilizados pasaron de 113 a 133 en una década, ¿es mucho?

-Es bastante. Se han ido incorporando varios incentivos nuevos, sobre todo en el impuesto a la renta. Por ejemplo, se aprobaron dos regímenes simplificados para pymes, la deducción por intereses de créditos hipotecarios, la exención a las ganancias de capital de riesgo, leyes de donaciones y el incentivo a la investigación y desarrollo.

-¿Qué opina que estos beneficios estén concentrados en renta?

-Felizmente el IVA no se ha tocado. En general, se trata de incentivar comportamientos en ciertos grupos o actividades, a través de beneficios en el impuesto a la renta.

-¿Eso no afecta la equidad tributaria?

-Afecta, porque este es el único impuesto progresivo y cualquier concesión en él empeora la equidad.

«Se basa en medidas antielusión, lo cual es un riesgo»

-¿Qué le parece en general la propuesta del gobierno y en específico los aspectos que apuntan a disminuir la evasión?
Si uno quiere tener un sistema tributario más equitativo y si quiere recaudar más, no hay otra manera que reducir sustancialmente el trato preferencial a las rentas del capital
-Es una propuesta que recauda poco, que se basa en medidas antielusión, lo cual es un riesgo, porque estimar el rendimiento de esas medidas es difícil y podría estar sobreestimado. Hay que considerar que estas medidas van a implicar un cambio en la planificación tributaria de los contribuyentes, por lo que algunas no recaudarán nada.

Es un proyecto de ajuste tributario que no hace cambios radicales en el sistema. Son pequeños ajustes, algunos de los cuales van en la dirección correcta, pero faltan a mi juicio muchas medidas o derogación de exenciones que podrían haberse incorporado.

-¿Cuáles?

-En el estudio se recomienda eliminar casi todas las exenciones de IVA, porque afectan la eficiencia y, además, son regresivas. Entre ellas, las exenciones a los bienes raíces, compensando a las viviendas de menos de 2.000 UF con un incremento del subsidio; y al transporte de pasajeros incluyendo el aéreo. Hay otras que van a generar más discusión, pero sería bueno aplicar IVA también a los servicios de salud y educación, ya que se está dejando de percibir por este concepto como medio punto del PIB. En el impuesto a la renta hay varios incentivos a la inversión que se duplican y por lo tanto no tienen sentido, como el que permite descontar del impuesto el 4% del valor de la compra de los activos fijos y el tratamiento del leasing .

-¿Cómo se compensa a los sectores de menos recursos?

-Con gasto directo que es la alternativa a las franquicias tributarias y que tiene la ventaja de que se puede focalizar.

-¿Si se eliminaran todas las exenciones, cuánto podría recaudar?

-El fisco podría recaudar fácilmente 1,5 puntos del PIB.

-¿Ayuda a reducir la elusión a reducir brecha entre los impuestos a las personas y empresas?

-Si uno quiere tener un sistema tributario más equitativo y si quiere recaudar más, no hay otra manera que reducir sustancialmente el trato preferencial a las rentas del capital, ya que hoy los empresarios pagan muchos menos impuestos que el resto de los contribuyentes. Aumentar la tasa a 20% va en esa dirección, pero es un cambio menor y que se compensa bastante con la baja en el impuesto a las personas. La propuesta Cep-Cieplan propone aumentar este impuesto en la misma magnitud; sin embargo, propone ampliar la base imponible mediante la derogación de una serie de exenciones, lo que permite que se recaude más de la población de mayores ingresos.

-¿Eduardo Engel propuso crear una comisión independiente para evaluar el SII en materia de evasión?

-Coincido plenamente en que es necesario evaluar las atribuciones del SII y su dotación de personal, así como también el nivel de las sanciones y las estrategias de fiscalización. Se debiera impulsar un plan de lucha contra la evasión, como el del año 2000, que permitió reducir el incumplimiento a menos del 10%.

-La Concertación pide eliminar el FUT y pasar a una tributación sobre base devengada.

-Cambiar la tributación a base devengada tiene como consecuencia que el FUT deje de ser necesario. Comparto esa idea. Si los empresarios tributaran igual que como lo hacen los trabajadores dependientes su tasa media de tributación sería entre 26% o 27%; sin embargo, su tasa media hoy día es en torno al 14%. Si uno quiere un cambio radical en recaudación y equidad tributaria no queda más alternativa que aumentar la tributación de los empresarios.

Fuente: La Segunda


SALA DE PRENSA

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR