La integración latinoamericana con miras a Asia, según Alejandro Foxley

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

El presidente de Cieplan reflexiona sobre los desafíos que debe afrontar nuestra región para no caer en la «trampa» de la primerización y el ingreso medio al vincularse con esa zona.

Asia y su relación económica con América Latina, se han convertido en uno de los temas de interés para CIEPLAN. De hecho, acaban de publicar un libro que aborda esta interacción en periodo post crisis, y han desarrollado espacios de debate tomando como eje Corea y China. Dentro de esta línea, su presidente, Alejandro Foxley reflexiona sobre los desafíos que debe afrontar nuestra región para no caer en la «trampa» de la primerización y el ingreso medio al vincularse con esa zona, y entrega los lineamientos programáticos de la Corporación para el 2013. 

La relación comercial de Latinoamérica con China y el riesgo de la desindustrialización o primerización

«La región está viviendo un momento clave tras una década de crecimiento basado en la apertura comercial que permitió el acceso a mercados ávidos de recursos naturales, como lo es Asia y en especial China. No obstante, hoy se requiere revisar el tipo de relación que se desea sostener con nuestros socios comerciales, así como también cuál será la estrategia a seguir para mantener la senda de crecimiento.

Las economías latinoamericanas requieren resolver el problema del lento crecimiento de la productividad. En este sentido, es claro que no se ha logrado avanzar en incorporar valor a las exportaciones y éstas siguen excesivamente concentradas en recursos naturales. Ello implica que tienen escaso impacto en el empleo y son menos proclives a la innovación tecnológica.

Sin embargo, los mercados del futuro están en Asia y la primera etapa del crecimiento nuestro con ellos es a través de los recursos naturales, pero ya estamos aprendiendo a agregar valor a las materias primas. Estamos bien encaminados, exportando fruta de muy buena calidad, vinos y productos forestales, entre otros envíos. El paso siguiente, en conjunto con otros países de la región, es exportar a China e India productos manufacturados que serán bienes de consumo para la creciente y gigante clase media de esos países.

Las estrategias de Latinoamérica para frenar la desindustralización

«Para contrarrestar esta dependencia de los recursos naturales, con el consiguiente riesgo de ‘desindustrialización’ y competir con las manufacturas de China se requiere avanzar en el desafío de la integración regional, pero desde la base productiva.

El piso para competir es elevar la productividad y reducir los costos de producción para exportar. Ello implica mejorar el capital humano, pero más urgente aun, reducir costos de energía y transporte. Lo último, más eficaz si se plantea como un tema regional. Con esto se mejoraría la competitividad al reducir los costos de los insumos básicos de producción y al inducir mayor comercio intrarregional e inversiones conjuntas.

En breve, se requiere de una asociación estratégica de los países de la región para ser más competitivos frente a las economías emergentes de Asia». 

El foco de la región no debe estar en competir, sino en generar una estrategia de bloque y enfrentar la competencia de las economías emergentes del este de Asia. Lo que está en disputa son los grandes mercados de las economías con una gigantesca clase media creciente
La Alianza del Pacífico: ¿proveerá de una hoja de ruta de largo plazo para abordar la relación de Latinoamérica con China?

«Hemos hablado mucho de integración, hemos firmado muchos documentos y acuerdos, pero se ha concretado muy poca integración en la base productiva, que es la clave. 

Lo que se requiere es integrar desde la base, a nivel de empresas, universidades, centros de investigación, desde el plano de la cultura, es decir, integrarse de verdad. Efectivamente, un buen punto de partida puede ser la Alianza del Pacífico, que debiera extenderse a todos los países de América del Sur y como México ya está incluido tendríamos una integración latinoamericana mayor».

¿Competencia o colaboración entre países de «ingreso medio»?

«El foco de la región no debe estar en competir, sino en generar una estrategia de bloque y enfrentar la competencia de las economías emergentes del este de Asia. Lo que está en disputa son los grandes mercados de las economías con una gigantesca clase media creciente, como son China e India y que demandarán más bienes con valor agregado. Para llegar a esos mercados, requerimos integración productiva, que va de la mano con asociaciones para reducir costos de productivos en incrementar la competitividad. Como ya he señalado, un tema clave es el energético y contar con una plataforma logística adecuada. Ese desafío es más fácil de enfrentar en bloque. Esta integración de la que hablamos requiere de cambios. Hay que avanzar en una integración con reglas comunes, instituciones democráticas fuertes, aprendiendo de aquellos países de ingreso medio que transitaron exitosamente hacia el desarrollo.

Una estrategia asociativa puede ser el camino para sortear la ‘trampa’ y sostener el crecimiento económico y proyectarlo más allá de esta década que nos ha favorecido. Este piso de crecimiento permitiría sostener las políticas sociales hacia la nueva clase media y evitar conflictos sociales por esa vía.

Los planes de CIEPLAN para el 2013

«Este Centro de Estudios ha venido realizando un fuerte trabajo de análisis de este tipo de desafíos regionales, con una agenda de hace varios años.

En los más reciente, a fines de 2012 lanzamos dos libros que plantean algunos desafíos regionales e invitan a analizar el futuro de las relaciones con Asia. Uno de ellos es ‘La Trampa del Ingreso Medio’, de mi autoría y el otro es ‘Desafíos Post Crisis de América Latina. Vínculos con Asia y rol de los Recursos Naturales’.

Asimismo, iniciamos el 2013 con un taller internacional que organizamos en conjunto con el Center for Global Development (CGD) y apoyado por BID, llamado ‘Temas Emergentes para América Latina’. Actividad que sucedió a otro taller internacional con el Korea Development Institute (KDI), en diciembre 2012, en el que analizamos la relación con Asia y la experiencia coreana de desarrollo.

Nuestro objetivo es generar más espacios de debate e intercambio de experiencias, que den origen a papers y material de estudios respecto de los temas de la región. Estamos trabajando en lo que serán los próximos talleres internacionales, junto con nuestros socios internacionales como CAF, KDI, CGD, entre otros».

Fuente: BCN Asia Pacífico, 17 de abril de 2013


SALA DE PRENSA

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR