La derecha se cae por el balcón

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Providencia, Ñuñoa, Santiago, Recoleta, La Reina, Conchalí, Concepción, Independencia, Huechuraba. Anoche, una tras otra cayeron sorpresivamente comunas simbólicas marcando una derrota de la Alianza, que a la vez no puede leerse linealmente como un éxito de la oposición. Se abre así un nuevo escenario político donde el viento en la calle sopla hacia la izquierda.

“Debacle de proporciones”

Tanto es así, que para el cientista político Francisco Javier Díaz el resultado de estas municipales para la derecha “es una debacle de proporciones épicas e históricas. Históricas, porque yo no recuerdo un retroceso tan importante de un gobierno en su primera elección. Si se analiza la historia hasta muy entrados los gobiernos radicales de los ’30, siempre el gobierno ganaba la primera elección que le correspondía. Y épicas, porque perdieron bastiones fundamentales (…), una serie de figuras muy históricas que le dan una connotación épica. Ellos tienen que hacerse una reflexión muy profunda. No escucharon lo que pasó el año pasado, no escucharon a la gente. No entendieron que el país no quería mantener, sino que la gente quería cambiar cosas. Hacerlo bien, evidentemente, con mejores prácticas, pero cambiar las cosas. Y este gobierno lo único que ofreció fue mantener las cosas. Yo creo que ese es el principal mensaje”.

A su juicio, lo que pasó con la gente en esta elección, en desmedro de la derecha “es que votaron por Piñera (en las presidenciales del 2009) con cierta esperanza de que podía cambiar un poco las cosas y lo que se les enrostró el año pasado fue una gran decepción. Y lo que enrostra este año es que de la decepción pasaron al arrepentimiento”.

Sin embargo, por sobre todo, para Díaz, la gran lección del triunfo para la oposición debe ser que “donde fuimos unidos ganamos, donde presentamos buenos candidatos ganamos, donde presentamos buen programa ganamos”. Aún cuando reconoce que el triunfo municipal no asegura las presidenciales, sí estima que lo sucedido anoche constituye “un muy buen antecedente”. Señal de que la oposición está tomando con cautela el triunfo. Pues en la misma línea los presidentes de los partidos opositores prefirieron no adelantarse a proyectar este resultado respecto del 2013.

Fuente: El Mostrador


SALA DE PRENSA

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR