José Pablo Arellano es distinguido con el premio al Ingeniero Comercial UC – 2011

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Más de 6.000 ex alumnos de la Universidad Católica reconocieron al economista.

A sus 59 años, José Pablo Arellano ha sido académico, investigador, director de empresas, consultor para organismos internacionales como el Banco Mundial y el FMI, presidente de la mayor empresa estatal chilena -Codelco-, director de Presupuestos y ministro de Educación. A esos pergaminos ahora se suma la distinción de sus pares. Porque el economista fue recientemente elegido como el Ingeniero Comercial del año por parte de la Universidad Católica (UC), su Alma Mater.

Como cada año, los más de seis mil ex alumnos que integran el consejo de la Fundación de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la UC, reconocieron a uno de sus ex alumnos. El año pasado el premiado fue Roberto Méndez, mientras que en enero próximo será Arellano quien recibirá la figura de San Francisco de Asís -patrono de los ingenieros comerciales- como galardón por su destacada trayectoria.

Sin embargo, no es el primer premio que Arellano recibe de parte de la Universidad Católica. En 1974, cuando, se recibió como economista, fue reconocido como el mejor egresado de su generación.

De ahí en adelante empezaron sus logros. En tiempo récord obtuvo un máster en Economía en la Universidad de Harvard y posteriormente el grado de Doctor en la misma casa de Estudios, el año 1979.

«No creo y nunca he creído en la educación gratuita para todos. Creo que no sería equitativo que gente que tiene recursos -o que los va a tener por el sólo hecho de tener acceso a la educación superior- tenga una educación que la paguen todos los chilenos».

Entre los años 1984 y 1989 se desempeñó como director de CIEPLAN, la Corporación de Estudios para Latinoamérica a la cual volvería más tarde como investigador senior .

Luego vino el turno de los cargos en el sector público. Durante el gobierno de Patricio Aylwin asumió la dirección de Presupuestos, puesto en el que se mantuvo hasta 1996. En ese periodo participó en las negociaciones de salario mínimo y de reajuste del sector público.

Posteriormente fue nombrado ministro de Educación durante el mandato de Eduardo Frei, en medio de un gran paro de profesores. Se desempeñó en ese cargo hasta el año 2000.

Más tarde vino la presidencia ejecutiva de Codelco, la cual asumió en 2006 y en la que se desempeñó hasta 2010. Probablemente fue este su trabajo más estresante, debiendo lidiar con el paro de subcontratistas de la estatal. Aún así él lo calificaría como «gratificante» al momento de dejar el cargo.

Entre los directorios que ha ocupado están el de TVN, BancoEstado, el Hogar de Cristo, Viña Santa Rita, Iansa y la Fundación Belén Educa.

En cuanto a su labor académica, ha desarrollado actividades académicas en la Universidad Católica, la Universidad de Chile, la Universidad Adolfo Ibáñez y la Universidad de Notre Dame, en Estados Unidos.

«Si uno tiene gastos permanentes tiene que tener mayores ingresos permanentes. Por lo tanto, creo que hay que adecuar el sistema tributario a esa misma realidad».

Arellano está casado con María Elena Recabarren, con quien tiene cuatro hijos: José Pablo, Magdalena, Andrés y Francisca. Entre sus grandes amigos están ex compañeros de la UC como Pablo Piñera y René Cortázar, con quien además ha realizado trabajos. Otros de sus cercanos de esos tiempos son Renato Peñafiel, Joaquín Cortez, Ignacio Guerrero y Juan Obach.

Conflicto Codelco-Anglo American
«Los ejecutivos de Anglo han tomado decisiones equivocadas», dice Arellano. Como ex presidente ejecutivo de Codelco, cuenta que cuando estaba en el cargo se tomó la decisión de adquirir a Enami la polémica opción de compra. Dice que entonces se estudiaron las implicancias legales, económicas y comerciales de la decisión. Y por eso concluye: «Codelco está en una posición sólida». 

Arellano espera que la disputa no se resuelva en tribunales, pero aclara que para eso se requiere un reconocimiento de Anglo American de los derechos que tiene Codelco.

Hasta el momento no ha habido tal…
Hasta aquí creo que lamentablemente los ejecutivos de Anglo American han cometido errores y han tomado decisiones equivocadas.

Hay alternativas como que Codelco se quede con el 24,5% y se le compense por el resto. ¿Es una buena opción?
Perfectamente puede serlo si se compensa por el valor que tiene la opción.

¿Cómo ha visto el actuar del Gobierno?
Codelco ha hecho una buena gestión para aprovechar lo que significan las oportunidades que le ofrece la opción. Hizo un buen acuerdo con Mitsui y el Gobierno ha dado el respaldo en lo que le corresponde, por el hecho de ser una empresa del Estado.

Al referirse a las demandas de educación superior gratuita, Arellano afirma: «No creo y nunca he creído en la educación gratuita para todos. Creo que no sería equitativo que gente que tiene recursos -o que los va a tener por el sólo hecho de tener acceso a la educación superior- tenga una educación que la paguen todos los chilenos».

Y respecto a una reforma tributaria, afirma: «Si uno tiene gastos permanentes tiene que tener mayores ingresos permanentes. Por lo tanto, creo que hay que adecuar el sistema tributario a esa misma realidad».

Fuente: El Mercurio

SALA DE PRENSA

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR