«El crecimiento no está llegando a todos los chilenos»

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

En entrevista con el «Diario de Cooperativa», Patricio Meller, director de proyectos de CIEPLAN, analiza un reciente informe de la OCDE que señala a Chile como el país más desigual de la organización.

Que el crecimiento económico del país no está llegando a todos los chilenos es la gran conclusión que se puede sacar del informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que señaló a nuestro país como aquél que alberga mayores desigualdades de ingresos en el seno de su población.

El informe muestra que «el crecimiento simplemente no está llegando a todos los chilenos, no está resolviendo los problemas de inequidad, que persisten en este país. El crecimiento beneficia más a unos que a otros», resumió el economista Patricio Meller, de CIEPLAN.

El ex presidente de la Comisión Gubernamental de Trabajo y Equidad apuntó entre las principales causas de esto al «alto grado de concentración económica que se está viendo en el país, donde las empresas logran extraerle un gran excedente a los consumidores y la institucionalidad para proteger a los consumidores es bastante débil».
«Los sindicatos son débiles y hay un poder asimétrico en la negociación entre trabajadores y empleadores».

Asimismo, «los sindicatos son débiles y hay un poder asimétrico en la negociación entre trabajadores y empleadores», mientras que la productividad de los trabajadores se mantiene baja y no hay en las empresas una política efectiva de capacitación.

Meller resaltó otros indicadores decisivos derivados de lo anterior: el informe indica que «el 38 por ciento de los chilenos reporta que le es difícil o muy difícil vivir con sus ingresos actuales. Este porcentaje es muy mayor con respecto a otros países de la OCDE».

Además, «tan sólo el 13 por ciento expresa alta confianza en sus conciudadanos, mientras que el promedio de la OCDE es casi 60 por ciento». Esto muestra que, «como contrapartida del alto nivel de inequidad, el grueso de la población desconfía del resto de la gente».

Fuente: Radio Cooperativa

SALA DE PRENSA

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR