Cómo vendrá el empleo durante el 2013

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Nivel de crecimiento del comercio y la construcción empujarían la demanda de mano de obra, aunque habría una desaceleración que aumentaría la desocupación entre 0,2% y 0,5%.

Un leve aumento tendría el desempleo el próximo año debido a la desaceleración económica que se producirá a nivel industrial y en las ventas del comercio, por lo que la tasa de desocupación se ubicaría en 6,7%, siendo 0,2% más alto que en el 2012, de acuerdo a las predicciones del mercado.

Esta cifra es menor al 7% pronosticado anteriormente en septiembre debido a que, si bien la demanda interna crecerá a un menor ritmo que el actual, todavía se mantendrá fuerte, debido al bajo nivel del dólar que disminuye el precio de los productos importados para el consumo.

PROYECCIONES

De todos modos, en los gremios empresariales de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), conformada por bancos, comercio, agricultura, industria, construcción y minería, apuestan por una desocupación entre 6% a 7%.

Por su parte, el ministro (s) de Economía, Tomás Flores, señala que el próximo año la tasa debería estar ubicada en torno al 6%. Si estas expectativas se cumplen, la economía local experimentaría 2 años seguidos con un desempleo bajo 7%, lo que no se registraba desde 1996-1997.
La desaceleración de la actividad económica del próximo año «no debiera tener un efecto muy pronunciado en la tasa de desempleo en 2013. Pero sí pudiera tener un efecto, en el margen, en la calidad de los empleos.

ECONOMISTAS

Los sectores no transables, como comercio y construcción, seguirán demandando mano de obra. Jorge Rodríguez, economista de Cieplan, sostiene que la desaceleración de la actividad económica del próximo año «no debiera tener un efecto muy pronunciado en la tasa de desempleo en 2013. Pero sí pudiera tener un efecto, en el margen, en la calidad de los empleos, con empleos de menos horas o más informales».

Eso sí, advierte que se debe tener cuidado «cuando se señala que estaríamos en pleno empleo, ya que hay un grupo importante de personas que aparecen como empleadas pero que tienen una cantidad relevante de horas disponibles».

Rodrigo Montero, economista de la Universidad Diego Portales, indica que “en la medida que la economía se desacelere en el margen, uno esperaría que las empresas estén menos dinámicas en la contratación, y por ende en la generación de empleo, por lo que la desocupación debiera verse marginalmente aumentado, pero aún así no debiera tener un repunte significativo».

Cecilia Cifuentes, investigadora de Libertad y Desarrollo, afirma que la oferta laboral del 2013 se mantendría estable, aunque dice que en los meses venideros la desocupación sería mayor que en 2012, «dejando de lado los factores estacionales de los primeros meses, pero siempre bajo el 7%”.

Uno de los puntos a tomar en cuenta el 2013 será el comportamiento de la demanda de créditos, ya sdea de consumo e hipotecarios, pues la restricción en la creación de empleo afectará inmediatamente el acceso al financiamiento de las personas.

Fuente: La Nación


SALA DE PRENSA

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR