CIEPLAN presenta Balance Legislativo 2011 y Perspectivas para 2012

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

El Programa Legislativo hace un recuento de las claves del proceso legislativo en 2011 y de cómo se viene la agenda para 2012.

«La relación entre el Ejecutivo y el Congreso tendió a ser más confrontacional que colaborativa, lo que dificultó lograr acuerdos amplios y transversales», afirma el documento elaborado por el Programa Legislativo de CIEPLAN. «Este escenario implicó que el Ejecutivo tuvo un alto desgaste para lograr la aprobación de las iniciativas de carácter periódico, extremándose el uso de las facultades presidenciales».

El documento, titulado «Balance Legislativo 2011 y Perspectivas para 2012», provee un recuento de los principales hitos legislativos del año y esboza la que debería ser la agenda para este año. Uno de los aspectos que destaca el informe es que los costos fiscales de los proyectos emblemáticos del gobierno fueron muy superiores a los inicialmente estimados por el propio Ejecutivo, «sin que se garantice la sustentabilidad de su financiamiento a largo plazo».

En 2012 habrá presiones para legislar sobre una amplia gama de reformas, por sobre otras prioridades del gobierno.

El reporte consigna que durante 2011 se aprobaron 94 proyectos de ley, un 21% de los cuales correspondió a tratados y convenios internacionales, un 18% al área de economía y empleo, 12% a seguridad ciudadana y 7% a la reducción de la pobreza.

Analizando el año que comienza, el documento de CIEPLAN afirma que en un año electoral se acentuará el dilema de confrontación-colaboración entre el Ejecutivo y el Congreso. «Se espera que existan presiones sobre el Ejecutivo para que durante 2012 legisle sobre la reforma educacional, la reforma tributaria y las reformas políticas, por sobre otras prioridades del gobierno».

El incierto escenario económico internacional también podrá influenciar la agenda legislativa del Ejecutivo. «En el evento de una desaceleración importante, el Ejecutivo probablemente reaccione con proyectos ad hoc (planes de empleo y/o franquicias a la inversión) a la vez que postergue otros, como la reforma tributaria».

Fuente: Cieplan

SALA DE PRENSA

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR