Ceremonia: Último adiós a Manola Robles y palabras en homenaje

Tras el lamentable fallecimiento de Manola Robles, destacada periodista, voz insigne de Radio Cooperativa y defensora de los Derechos Humanos durante la dictadura, se ha organizado una sentida transmisión especial para honrar su memoria y legado.

Esta instancia será realizada por Cooperativa y trasmitida por streaming de dicho medio a partir de las 10:00 am. Para participar solo debes ingresar a https://www.cooperativa.cl/ , donde también se mantiene un sitio abierto para dejar condolencias.

Reconocida periodista

En sus últimos días, Manola Robles se desempeñaba como editora de opinión de Radio Cooperativa, medio de comunicación al cual se unión en 1979, siendo una de las profesionales claves del equipo de prensa en los años 80, teniendo un actuar clave en la defensa de derechos humanos, la libre expresión y cubriendo especialmente las áreas de economía y política.

Se desempeñó como asesora de presa del expresidente Patricio Aylwin y entre 2001 y 2010, fue agregada de prensa en las embajadas de Chile en Argentina y España.

Durante su carrera fue destacada como el Premio Latinoamericano de Periodismo, Premio a la Trayectoria Radial en el Periodismo Nacional del Colegio de Periodistas y de la Asociación de Periodistas Mujeres y el Premio de la Asociación de Radiodifusores de Chile.

Palabras de Alejandro Foxley a Manola

En la ceremonia de homenaje que Radio Cooperativa realizará a esta destacada periodista, Alejandro Foxley, presidente de Cieplan entregará unas sentidas palabras hacia la trayectoria de esta profesional y amiga de la Corporación.

En dicho discurso, Foxley recuerda la calidad humana de Manola Robles, como también su excelente entrega profesional, el cual puedes leer a continuación:

“Queridas (os) Amigas y Amigos

Hoy despedimos a Manola Robles, una periodista de excelencia, una gran mujer, valiente, gran luchadora por los Derechos Humanos y por el retorno a la democracia en tiempos de dictadura.

Recuerdo siempre su voz, cercana y fuerte, que fue una luz en la oscuridad de lo que significó el gobierno de Pinochet.  En esos días éramos muchos los que esperábamos con ansiedad su tan reconocida voz en la Radio, así como la de Sergio Campos y de todo el equipo periodístico de Radio Cooperativa.  Su profesionalismo y su objetividad en la información diaria alimentaba la esperanza.  Sabíamos además que ella mostraba el temple de una mujer guerrera, sabiendo que pagaba costos personales y riesgo de seguridad.  Una gran mujer.

Aprendimos no sólo a admirarla sino también a quererla mucho.  Una relación de afecto y amistad que se fue profundizando en distintas etapas de nuestras vidas

Puedo dar un testimonio personal de tres momentos en el tiempo que fueron marcando lo que llegué a conocerla.

En los duros años setenta y ochenta, organizábamos un Centro de Estudios Independiente, Cieplan, que buscaba trasmitir una visión crítica de lo que impulsaba el gobierno de Pinochet particularmente en el plano económico y social.  No teníamos acceso a los medios, excepto Cooperativa.  Los dos primeros libros que escribimos fueron censurados y requisados por el gobierno de esos tiempos.  Nos pudimos ir abriendo espacio a través de la radio, y particularmente con la cooperación activa de Manola que conducía una de las ediciones del Diario de Cooperativa.  Ella jugó en ese tiempo un rol clave para darle una voz pública a los economistas críticos del gobierno militar particularmente en sus enfoques económicos y sociales que generaban pobreza y desigualdad.

Una segunda experiencia fue compartir con Manola cuando el entonces candidato presidencial Patricio Aylwin fue invitado por los países europeos a una gira para articular con ellos lazos de cooperación en el plano económico y social, a solo dos o tres meses de la elección Presidencial de 1990.

El candidato Patricio Aylwin nos invitó a mí, Carlos Ominami y a Manola para acompañarlo en esa gira. Fueron días extraordinarios en que vivimos cotidianamente cómo se levantaba el techo de nubes que había ensombrecido al país por casi dos décadas.  Manola jugó un rol extraordinario cubriendo ese viaje y trasmitiendo en los medios optimismo y posibilismo en la recuperación de la democracia.

Una tercera experiencia fue compartir con Manola Robles cuando fuimos designados por el presidente Aylwin como su Ministro de Hacienda.  Manola reporteaba los temas económicos desde el Ministerio de Hacienda.  Pero no sólo eso, era también quién organizaba y coordinaba a quienes cubrían las noticias que se generaban en Hacienda, manteniendo una independencia a toda prueba respecto de la versión oficial que nos correspondía transmitir.  Fueron años buenos para el país y para su economía.  Manola contribuyó desde una posición profesional rigurosa y exigente a ello.

Otra etapa compartida fue en su dimensión como agregada de prensa en la Embajada de Chile en España.  En cuanto me nombraron Canciller pensé en Manola como alguien que podía cubrir el ámbito europeo desde la Embajada en España.  Aceptó encantada e hizo una gran tarea en Madrid.  Tengo también el mejor recuerdo de cuándo nos encontrábamos en Madrid durante las giras oficiales a Europa.

Despedimos hoy a una profesional de excelencia.  A una persona que marcó el periodismo en los tiempos más difíciles de la dictadura.  Y que posteriormente siempre estuvo a la altura de los nuevos tiempos, a ratos difíciles, en que nos ha tocado vivir.

La echaremos mucho de menos.”

    COMPARTIR ESTA NOTICIA