Arellano: «Gratuidad universal en educación superior no ayuda a mejorar la equidad»

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

El ex ministro de Educación y actual investigador senior de Cieplan señaló que es preferible avanzar en una mayor y mejor cobertura a través de becas y créditos.

Mientras el debate de si los recursos de la Reforma Tributaria alcanzarán o no para financiar la gratuidad universal de la educación superior aumenta de intensidad, el ex ministro de Educación y actual investigador senior y director de Cieplan, José Pablo Arrellano, rechazó dicho camino como una forma de avanzar en una mayor equidad. 

“No es lo mejor desde el punto de vista de la equidad establecer gratuidad para todos. Es preferible aumentar las becas y los créditos para que cubran la totalidad del arancel. Ese es el camino que están recorriendo los países de la OCDE. Por ejemplo, Nueva Zelandia tuvo educación superior gratuita hasta 1992, y desde esa fecha ha introducido cobros y al mismo tiempo ha aumentado los créditos y becas para avanzar a un sistema más equitativo”, sostuvo el economista en un evento de Icare sobre el modelo educacional de ese país .

Arellano indicó que “desde 1990 a la fecha los matriculados en la educación superior pasaron de 250 mil a más de 1 millón 150 mil. Ese es un tremendo crecimiento. Sin embargo, esta alza ha significado un mayor esfuerzo de las familias que han tenido que financiar esa matrícula y muchas veces ha sido superior al que podían financiar. La respuesta de los gobiernos ha sido entregar becas y créditos, pero todavía son insuficientes y, por ende, se debe avanzar más rápido en esa dirección”. 

Recordó que el año pasado se entregaron 326 mil becas de arancel y 450 mil créditos en este nivel. Argumentó que los créditos se deben ampliar y mejorar algunos aspectos del pago de los mismos, como impulsar una proporcionalidad al ingreso que recibe la persona una vez que comienza a trabajar. “Los australianos y neozelandeses tienen un sistema de ese tipo. Chile está transitando en esa dirección y creo que se debe completar ese camino”, manifestó. 

Consultado por las dudas que existen sobre si la recaudación de la Reforma Tributaria será suficiente para cubrir la gratuidad universal, el también ex director de Presupuestos dijo que “si se pretendiera financiar la educación de todos, los recursos no alcanzarían”. Por ello, agregó que la mejor forma de canalizar con equidad es con becas y créditos. Aseveró que Chile “tuvo hace años atrás educación gratuita y yo era contrario a esa idea por las mismas razones que ahora, porque es inequitativo en varios sentidos: con los que no llegan a la educación superior; con los que optan por carreras más cortas y de menor costo; y a la vez, es inequitativo con otras necesidades de recursos que siempre son limitados”.

>> Ver video

Fuente: Carlos Alonso, Pulso



SALA DE PRENSA

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ignacio Walker: Otro país

¿Cómo se gobierna Chile con los independientes (generalmente anti partidos) convertidos en la primera fuerza política nacional, con el PC/FA constituidos en fuerza hegemónica en

LEER MÁS