Patricio Meller: «Hay que digitalizarlo todo»

En la última edición de la revista Minería Chilena, el director de proyectos de Cieplan enfatiza la importancia de la tecnología 4.0 como la vía para optimizar la productividad minera.

Uno de los temas de interés para el doctor en economía Patricio Meller es la productividad en la minería. De hecho, el investigador del Centro de Estudios para Latinoamérica (Cieplan) dirigió recientemente un seminario enfocado en las mejoras para este ámbito de la industria en Chile.

En el evento, Meller indicó que son cinco los puntos clave para optimizar la productividad: tecnología e innovación; licencia social para operar con comunidades; institucionalidad/regulación ambiental; administración de empresas; economía.

Para ahondar en estos planteamientos y su contexto, MINERÍA CHILENA conversó en exclusiva con el investigador de Cieplan.

Un salto tecnológico

¿Cuál es hoy el factor más importante hoy para impulsar la productividad en minería?

La tecnología, sin dudas. Es como estar en la época de las máquinas de escribir y aparecen los computadores. Entonces, ¿quién sigue usando máquinas de escribir después de que llega el computador personal? Ese es el salto tecnológico que viene ahora, que va a estar todo digitalizado.

Todavía se puede usar la máquina de escribir, pero obviamente lo vas a hacer más ineficiente y con mayor costo (que la competencia). La compañía minera va a ser poco competitiva y ese es el problema si no te digitalizas.

Ahí está la importancia de la tecnología moderna, estamos en medio de una revolución tecnológica 4.0. Hay que incorporarse en todas las actividades y hay que digitalizarlo todo.

Profesionales al mando

A nivel de cultura operativa ¿cuál es el mayor cambio que se debe realizar?

Lo que uno ve con los estudios comparativos es que los tiempos improductivos tienen mucho que ver con los profesionales que están al mando de las operaciones, con la planificación estratégica de los turnos, que no anticipan. Es equivalente a una línea aérea, cuando tiene los aviones en tierra no gana plata; sólo se logra cuando tiene a sus aeronaves volando, llevando pasajeros y carga. Lo mismo ocurre con las maquinarias y equipos en las compañías mineras.

Entonces, no se explica que haya comparaciones con las empresas que actúan en el extranjero y que exista un 10% a 15% de menor uso de maquinaria en Chile. Estamos hablando de tres horas de diferencia en un día, considerando las 24 horas. Eso tiene un impacto sobre la productividad del capital, del trabajo y sobre la empresa en general.

«Los tiempos improductivos tienen mucho que ver con los profesionales que están al mando de las operaciones, con la planificación estratégica de los turnos, que no anticipan».

Crisis de precios

¿Cuál sería la mejor forma de afrontar una nueva crisis de los precios bajos de los commodities?

Yo creo que las empresas aprendieron de la lección anterior. Lo que dice la teoría es que, mirando a futuro, tratar de ser competitivo vía bajar costos no es lo que va a funcionar. Lo que va a resultar es introducir innovaciones tecnológicas, los que más innovan son los que se vuelven más competitivos, de ahí la importancia de la innovación.

¿Qué no se puede repetir del período que vivimos esta década?

Eso fue temporal. Ahí lo que pasa es que ya venían las empresas con un patrón de costos y de operación en el cual, era racional ser ineficiente durante el boom de precio de commodities, para  maximizar las ganancias de corto plazo. Pero aprendieron que hay que tener cuidado, porque después se iban a quedar pegados en una producción ineficiente.

Más allá de la gran minería

¿De qué forma se puede mejorar la productividad en la mediana minería?

La gran diferencia puede estar sorprendentemente con la tecnología moderna. Si la faena incorpora lo que le trae la revolución tecnológica 4.0, puede ser tan o más eficiente que las grandes empresas.

El mensaje es que con las nuevas tecnologías, la escala deja de ser el factor determinante de eficiencia. Entonces una pyme que está digitalizada, que aprovecha las innovaciones y que se adecua al proceso productivo en que está involucrada, le puede ir muy bien.

Pero se necesita capital humano y un gerente que tenga la visión de largo plazo, para involucrar e realizar inversión en esto. En todo caso, yo soy de la idea que el Estado tiene que apoyar esta transformación de las operaciones no digitales a digitales, porque el costo de incorporarlas es muy alto.

Optimizaciones

¿Hay alguna fase en donde se requieran más optimizaciones dentro de la minería?

Depende de cada empresa donde le aprieta más el zapato y donde es más débil en el proceso de cadena productiva. Eso no tiene principios generales. Todas las etapas tienen que ser eficientes.

¿Las medidas de optimización se deben llevar a cabo en cada faena o debe ser una medida más global?

Cuando tienes una empresa con distintas divisiones, no tienes que estar haciendo comparaciones sobre qué es lo que está pasando entre cada una. Lo que se debe tratar del punto de vista de la empresa es maximizar utilidades desde su casa central. Por ejemplo, Codelco debe revisarlo como casa matriz y si hay diferenciales entre una faena y otra, debe revisar qué lo genera y traer los mejores patrones.

«El Estado tiene que apoyar esta transformación de las operaciones no digitales a digitales, porque el costo de incorporarlas es muy alto».

¿Considera que el informe que elaboró la Comisión Nacional de Productividad ha tenido repercusión en el sector?

Eso habría que preguntárselo a ellos; el informe es de 2017. Hasta que lo lean, lo entiendan y lo apliquen, toma tiempo. Yo creo que es muy importante lo que hicieron, pero hay que ver el resultado de su implementación.

Menor ley

Uno de los principales desafíos es la disminución en las leyes de mineral ¿Cómo percibe el impacto futuro de este tema?

Ese es uno de los tremendos desafíos que tienen todas las compañías. Por eso planteo que la única forma de superar eso es vía incorporación de tecnología moderna. Si se te cae la ley tienes que ser más productivo que antes.

Chile está hoy en el tercer cuartil de costos y antes estaba entre el primero y el segundo. Eso lo pone en una situación muy vulnerable, porque si baja un poco más el precio del mineral, no estás cubriendo costos.

¿Cuál es la mejor forma de evaluar las mejoras implementadas en productividad minera?

Es el mismo indicador de siempre: el bottom-line. Qué utilidades se están generando y cómo están yendo éstas hacia el corto y largo plazo. Cuán rentable son los negocios que se están emprendiendo. Ese es un punto no muy bien tomado por las empresas, porque no se trata de ser la división o la empresa que produce más cobre, sino que transformar el concepto de una empresa cuprífera a una empresa de negocios. Eso puede a veces implicar reducir la producción y perder el posicionamiento previo frente a otras compañías.

Entrevista en Minería Chilena