[La Tercera] ¿Trampa de ingresos medios?: década 2010-2019 es la de menor crecimiento desde la del ‘70

Alejandro Foxley, consultado por el medio, manifestó que el riesgo «está latente».

Un escenario poco auspicioso para los próximos años anticipó para Chile el Fondo Monetario Internacional (FMI). Es que si bien la economía doméstica no deja de crecer, lo hará a un menor ritmo que el mundo hasta 2024. La brecha es notoria: si para el mundo se proyecta una expansión de 3,6% a esa fecha, Chile estará en torno a 3,2%.

Pero no sólo eso. Lograr la meta de un PIB per cápita de US$30 mil, medido como poder de paridad de compra (ppp) también se rezaga un año por el menor crecimiento y sólo se alcanzaría en 2023.

Estas expectativas ponen nuevamente sobre la mesa el debate si Chile ha caído en la “trampa de los ingresos medios”, fenómeno que afecta a las economías emergentes, que por múltiples razones y sin dejar de crecer, se estancan en su trayectoria de convertirse en países desarrollados, ya que no alcanzan tasas sostenidas de 5% como promedio mínimo de expansión de su PIB.


“Hay que aprender de los países desarrollados que fueron capaces de instalar a tiempo una estrategia de desarrollo productivo”

Alejandro Foxley

¿Estamos en la trampa?

Sobre el punto no existe consenso entre los expertos.

Uno de quienes más ha escrito sobre el tema, el exministro de Hacienda Alejandro Foxley asevera que si bien Chile no ha caído todavía en la trampa “el riesgo está latente por la brusca desaceleración en el crecimiento de su economía”.

Sobre las razones, Foxley apunta a las de tipo coyuntural, asociadas al menor crecimiento mundial, pero la más inquietante es de tipo estructural. “La productividad tuvo un crecimiento nulo o negativo desde 2013. Eso quiere decir que hemos sido incapaces de mejorar la eficiencia de los procesos productivos”, afirma.

A su juicio, esto sólo podrá ser subsanado con un esfuerzo conjunto del Estado, las empresas y las universidades “para incorporar nuevas tecnologías, mejorar la calidad en la formación de su fuerza de trabajo, impulsar una inversión en infraestructura que reduzca los costos de producción y transporte” y la diversificación de exportaciones. “Hay que aprender de los países desarrollados que fueron capaces de instalar a tiempo una estrategia de desarrollo productivo”, sentencia el exministro.

Lee la noticia completa

    COMPARTIR ESTA NOTICIA